Espacios protegidos de Tenerife

Espacios protegidos de Tenerife
16/01/2021

Tenerife posee una variada relación de endemismos florísticos y faunísticos, y también diversas estructuras de paisajes; casi el 45% de su esta protegido.

La Isla de Tenerife posee una variada relación de endemismos florísticos y faunísticos, y también diversas estructuras de paisajes; casi el 45% de su superficie está sujeta a formulas de protección.

Destaca el Parque Nacional del Teide, creado en 1954, y junto a él el Parque Natural de la Corona Forestal y los Parques Rurales de Anaga y Teno.

En el marco de la legislación básica estatal, representado por la Ley 4/1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, la Ley 12/1994 de Espacios Naturales de Canarias regula la ordenación de los recursos naturales del Archipiélago, determina las distintas categorías de protección y sus instrumentos de planificación, configura un nuevo modelo de organización administrativa y establece un régimen sancionatorio capaz de garantizar la finalidad y objetivos que la Ley prevé.

Canarias es la Regiòn española con el mayor número de espacios naturales protegidos: cuenta con 107 espacios naturales amparados por cualquier figura de tipo legal. Por otro lado, Canarias es la cuarta región natural del mundo en cuanto a endemismos florísticos, con unas 600 especies, ocupando Tenerife un lugar privilegiado en el archipiélago, ya que su patrimonio vegetal se compone de unas 140 especies exclusivas.

Numerosos senderos permiten recorrer la isla, existiendo además 30 zonas recreativas, que ofrecen una amplia cobertura de servicios. Sólo está permitida la acampada en las zonas que se han acondicionado con dicho fin, previo permiso de la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife.

Parques Nacionales de Tenerife

El Teide

Presenta un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos, culturales y paisajísticos, además de albergar endemismos vegetales.

Reservas Integrales de Tenerife

Ijuana

Zona que presenta de gran interés ecológico porque alberga cardonales – tabaibales y ecosistemas halófilos, además de numerosas especies endémicas en muy buen estado de conservación.

El Pijaral

Existe una de las mejores representaciones de monteverde de Tenerife, con especies endémicas en peligro de extinción y protegida.

Roques de Anaga

Dos roques en buen estado de conservación: el Roque de Tierra (o de Dentro) y el Roque de Fuera que constituyen uno de los sistemas ecológicos más característicos de Canaria

Pinoleris

Su principal valor radica en contener nu.merosos endemismos catalogados como amenazados, además de importantes muestras de pinar canario natural

Reservas Especiales de Tenerife

Malpaís de Güímar

destaca por la estructura geomorfológica de todo el malpaís y los conos adyacentes, así como por presentar gran cantidad de especies endémicas

Montaña Roja

El espacio se compone de un cono volcánico de 171 m de altura, flanqueado por las playas de Leocadio Machado y La Tejita, a lo largo de unos 3 km de costa.

Malpaís de Rasca

Los principales valores de este espacio son los de contener un hábitat de cardonal-tabaibal costero y de interior, con numerosos elementos endémicos.

Barranco del Infierno

La Reserva Natural Especial del Barranco del Infierno constituye un ámbito que destaca principalmente por la estructura geomorfológica de la red hidrológica.

Chinyero

Destaca tanto por los valores paisajísticos como por la estructura geomorfológica del conjunto.

Las Palomas

Se trata de un ámbito boscoso de cumbre de gran belleza que contiene reductos de laurisilva entremezclados con pinar, algunas de cuyas especies están catalogadas como protegidas y amenazadas.

Parques Naturales de Tenerife

Corona Forestal

Es la zona eminentemente forestal que circunda el Parque Nacional del Teide, donde se ubican las mejores muestras de pinar y vegetación de alta montaña de Tenerife

Parques Rurales de Tenerife

Anaga

El Parque Rural de Anaga es un macizo montañoso que contiene importantes valores naturales, paisajísticos y culturales, con una importante biodiversidad de hábitats naturales.

Teno

Teno es un macizo volcánico antiguo en el que los procesos erosivos modelaron su actual paisaje, formándose grandes acantilados costeros y quedando al descubierto numerosos diques y pitones.

Monumentos Naturales de Tenerife

Barranco de Fasnia y Güímar

Representa una estructura de barranco de interés geomorfológico típico del sur, de notable singularidad paisajística, con gran variedad de hábitats y buena representación de plantas rupícolas.

La Montaña Centinela

Su principal valor radica en tratarse de un cono piroclástico que está acompañado de varios llanos periféricos circundantes ocupados por una importante comunidad de cardonal-tabaibal.

Los Derriscaderos

El Monumento Natural de los Derriscaderos está caracterizado por albergar una importante red de barrancos labrados sobre los materiales pumíticos característicos de esta zona.

Las Montañas de Ifara y Los Riscos

Se trata de dos conos volcánicos que se erigen sobre un vasto campo de tobas pumíticas que se extiende por casi todo el sur de Tenerife.

Montaña Pelada

El Monumento Natural Montaña Pelada consiste en un cono volcánico resultado de una manifestación de hidrovolcanismo, que ha dado lugar a una caldera volcánica de casi 1 kilómetro de diámetro.

La Montaña Colorada

Se compone de un domo volcánico en cuyas laderas se produjeron, posteriormente a su formación, nuevas erupciones, como los volcanes de Las Mesas.

Roque de Jama

El Roque de Jama constituye una estructura geomorfológica de destacado relieve y representatividad, y un elemento de gran belleza y singularidad paisajística.

La Montaña Amarilla

El Monumento Natural de Montaña Amarilla es un singular cono de origen freatomagmático y parcialmente desmantelado por la erosión marina.

La Montaña de Guaza

Se trata de un cono volcánico cuyas coladas llegan hasta el mar, dando lugar a las llamadas Mesas de Guaza, que son acantilados de gran altura.

La Caldera del Rey

La Caldera del Rey constituye un elemento geomorfológico de gran singularidad, al ser una de las tres mejores muestras de volcanismo freatomagmático en Tenerife.

La Montaña de Tejina

La Montaña de Tejina está formada por un antiguo domo volcánico de aspecto singular y grandes dimensiones, en buen estado de conservación y rodeado por profundos barrancos.

El Roque de Garachico

Se trata de un roque costero de 77 metros de altura y de 5 Ha. de superficie, separado de tierra unos 300 m. por la erosión marina.

La Montaña de Los Frailes

La Montaña de Los Frailes es un cono volcánico poblado por vegetación xerofítica (adaptada a ambientes secos) rala y empobrecida.

El Teide

Presenta un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos, culturales y paisajísticos, además de albergar endemismos vegetales.

Paisajes Protegidos de Tenerife

Rambla de Castro

Este espacio comprende un acantilado costero de gran verticalidad en algunos tramos.

Costa de Acentejo

Este espacio contiene una excepcional belleza derivada del paisaje acantilado y abrupto de alta valoración estética.

Las Lagunetas

Constituye un paisaje montano y boscoso de gran valor, con un papel importante en la recarga del acuífero subterráneo y la conservación de los suelos.

Los Acantilados de La Culata

Constituye un antiguo acantilado costero conformado por el apilamiento sucesivo de distintas emisiones volcánicas.

Sitios de Interés Científico de Tenerife

Barranco de la Hondura

Es un acantilado marino constituido por coladas basálticas estratificadas e intercaladas con almagres y depósitos piroclásticos.

Tabaibal del Poris

Consiste en una pequeña franja litoral de malpaís resultado de erupciones que ganaron terreno al mar y en el que la erosión marina ha dado lugar a formas acantiladas

Acantilados de Isorana

Es un acantilado de unos 3 km de longitud y 25-30 m de altura, que constituye el hábitat adecuado para aves marinas cuya supervivencia se encuentra amenazada

La Caleta

Está formado por dos ensenadas flanqueadas por acantilados costeros de escasa altura, donde se intercalan tres playas: una central de arena clara y otras dos de callaos.

Interián

Acantilado de gran valor paisajístico que alberga una interesante comunidad de bosque termófilo, con magníficas poblaciones de almácigos, palos de sangre, barbuzanos, palmeras y dragos.

Barranco de Ruiz

se caracteriza por la existencia de reductos de laurisilva, comunidades rupícolas y bosques termófilos en buen estado de conservación.