Escalada en Tenerife

Escalada en Tenerife
23/07/2018

Los amantes de la práctica de la escalada tradicional o clásica tienen una cita ineludible con la isla de Tenerife.

escalada clásica

Los amantes de la práctica de la escalada tradicional o clásica tienen una cita ineludible con la isla de Tenerife. Los abundantes restos de antiguos edificios volcánicos desmantelados por la erosión, con roca no siempre compacta y con gran facilidad para la autoprotección, conforman un territorio único para esta exigente modalidad deportiva.

En especial, los numerosos roques del impresionante Parque Nacional del Teide, a un altura superior a los dos mil metros sobre el nivel del mar,  forman un conjunto excepcional para su práctica.

Entre los roques del Parque Nacional, La Catedral, perteneciente al conjunto de los roques de García es el más visitado y popular de la Isla, con más de 40 rutas. También el de la Grieta o el Torreón Figueroa, en las paredes del circo de Las Cañadas, presentan rutas de alta calidad. Fuera del Parque Nacional otros roques apropiados para esta práctica son los de Las Ánimas y el de Enmedio, ambos en las montañas del macizo de Anaga, sobre el pintoresco pueblo de Taganana.

La Vía Omega, con 250 metros de recorrido al roque de Las Ánimas, es la más clásica de la zona por su excelente nivel de equipamiento, mientras que la Directa Rusa, al roque de Enmedio, está catalogada como la más asequible, con dificultades sobre el V grado.

Escalada deportiva

Tenerife es un lugar excepcional para la escalada deportiva. En la Isla existen miles de rutas sorprendentes de todos los niveles y en paisajes muy diferentes, con predominio de la roca volcánica. Cada vez son más los escaladores que descubren sus magníficas vías, como las del barranco de Arico o la cañada de El Capricho, en el Parque Nacional del Teide, dos zonas bien conocidas por deportistas de toda Europa.

El municipio de Arico, en la zona sur de Tenerife, es el escenario rey para la escalada deportiva, con doscientas vías perfectamente equipadas que se reparten por todo el barranco de su mismo nombre. En la zona alta del barranco abundan las vías fáciles y de grado medio, mientras que en la zona baja están reservadas a escaladas de alto nivel.

La cañada del Capricho, en el Parque Nacional del Teide, con cerca de un centenar de rutas y a las faldas de la montaña más alta de España, es otra zona muy destacada para esta práctica deportiva. Aquí, el fantástico paisaje sorprende por su insólita belleza de colores y formas.

Otras zonas adecuadas para esta práctica deportiva son la Mesa de Tejina, con rutas de grado bajo; Valle Tabares, cercana a la capital de la Isla, con rutas de autoprotección; y Martiánez, un acantilado enclavado en la ciudad turística de Puerto de la Cruz.