Historia de Tenerife

Historia de Tenerife
29-12-2018

En esta sección, hemos querido reunir y relacionar los distintos acontecimientos ocurridos en Tenerife y que forman parte de su historia

En esta sección, hemos querido reunir y relacionar los distintos acontecimientos ocurridos en Tenerife y que forman parte de su historia, describiendo con detalle los hechos acaecidos desde la prehistoria hasta la actualidad.

Preconquista de Tenerife

Imagen no disponible

El nombre original guanche de la isla era Achinech o Chenet. Unos cien años antes de la conquista, existía un mencey llamado Tinerfe el Grande, hijo del Mencey Sunta. Tinerfe tenía su corte en Adeje hasta que sus nueve hijos se rebelaron y se repartieron la isla en 9 menceyatos y 2 achimenceyatos independientes (llamados capitanías por los conquistadores). Los menceyatos y sus menceyes (por orden de descendencia) fueron los siguientes:


Taoro: actualmente Puerto de la Cruz, La Orotava, La Victoria de Acentejo, La Matanza de Acentejo, Los Realejos y Santa Úrsula sus menceyes fueron Bentinerfe, Inmobach, Bencomo y Bentor.
Güímar: en la actualidad El Rosario, Candelaria, Arafo y Güímar y sus menceyes fueron Acaymo, Añaterve y Guetón.
Abona: Fasnia, Arico, Granadilla de Abona, San Miguel de Abona, Arona y sus menceyes fueron Atguaxoña y Adxoña (o Adjona).
Anaga: Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna (la zona de la propia laguna) y sus menceyes fueron Beneharo y Beneharo II.
Tegueste: Tegueste, parte de la zona costera de La Laguna y la propia vega lagunera, sus menceyes fueron Tegueste, Tegueste II y Teguaco.
Tacoronte: Tacoronte y El Sauzal y sus menceyes fueron Rumén y Acaymo.
Icode: San Juan de la Rambla, La Guancha, Garachico e Icod de los Vinos y sus menceyes fueron Chincanayro y Pelicar.
Daute: El Tanque, Los Silos, Buenavista y Santiago del Teide y sus menceyes fueron Cocanaymo y Romén.
Adeje: Guía de Isora, Adeje y Vilaflor y sus menceyes fueron Atbitocazpe, Pelinor, e Ichasagua.

También se encontraba el Achimenceyato de Punta del Hidalgo gobernado por Aguahuco (el "Hidalgo pobre", hijo ilegítimo del Gran Tinerfe) y Zebenzui.

Conquista de Tenerife

Imagen no disponible

Conocida por los romanos como Nivaria (del latín nix, nivis, "nieve"), en clara referencia a las nieves posadas sobre el volcán conocido como el Teide. El nombre de la isla también guarda relación con el volcán, ya que fue puesto por los benehaoritas (aborígenes de La Palma): "Tene-" (montaña) "-ife" (blanca), la castellanización del nombre provocó que se añadiera una -r para unir ambas palabras quedando Tenerife. Para los nativos de Tenerife, la isla era conocida como Chenech, Chinech o Achinech. El Teide lo llamaban el Echeyde, la morada de Guayota el Maligno.

Tenerife a la hora de su conquista se componía de nueve menceyatos, nombre por el que se conocía a los pequeños reinos guanches. Sin embargo las fuerzas militares de la Corona de Castilla bajo el mando del Adelantado ("gobernador militar") Alonso Fernández de Lugo, sufrieron una derrota a manos de los guanches en la Primera Batalla de Acentejo en 1494. Los guanches, superados por la tecnología y por las nuevas enfermedades a las cuales no eran inmunes, cayeron frente a las tropas de la Corona de Castilla en las batallas de Aguere y Acentejo culminando la conquista en septiembre de 1496.

Como en el resto de las Islas, los aborígenes fueron esclavizados y una buena parte de la población indígena sucumbió a las enfermedades importadas, al mismo tiempo que los inmigrantes provenientes de protectorados del Imperio Español (Portugal, Flandes, Italia, Alemania) se asentaban en la isla. Los bosques de Tenerife se vieron gravemente afectados por la introducción del cultivo de la caña de azúcar a principios del siglo XVI. En siglos sucesivos, la economía de la isla se centró en el cultivo de otras materias tales como la vid y la cochinilla para hacer los tintes, así como el plátano.